Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

DENUNCIAN CORRUPCION EN LA CUPULA DE LA UNIVERSIDAD DISTRITAL

Por: Sergio Vargas, MZO.
Fecha de publicación: 29 de octubre de 2012.

Las denuncias que serán interpuestas en los próximos días ante los órganos de control y sanción como la Fiscalía General y la Procuraduría General de la Nación, en relación a las supuestas anomalías administrativas y presupuestales en la Universidad Distrital, podrían afectar a los principales cargos de la institución, e incluso a su ente rector, el Consejo Superior Universitario (CSU), en donde tienen cabida representantes de la Alcaldía y de la Presidencia de la República. Según uno de los denunciantes, Julio Enrique Sánchez, “el Consejo Superior y el Secretario General se dan la gran vida, comiendo a costillas del presupuesto de la universidad”; afirma que “se gastan ocho millones por sesión y hasta más”, por concepto de “desayunos, almuerzos, refrigerios, cargas de celular, gasolina, credenciales, anchetas con whisky y caviar, etc.” “Mejor dicho vida de millonarios con la plata del erario público,” sostiene, aduciendo que las sesiones del CSU pueden realizarse hasta una vez cada semana, lo que involucraría la utilización de un espacio institucional regular para el usufructúo personal.

Dentro de los soportes de pruebas que serán presentados en los próximos días para argumentar la denuncia, se encuentran facturas y cuentas de cobro de todo tipo, algunas de las cuales, según Sánchez, son ilegales (no cumplen con el lleno de requisitos exigidos por la ley). Dentro de las que pudo conocer El Macarenazoo, se encuentran algunas que podrían ser objeto de investigación, por ejemplo una cancelada al Club de Ingenieros del 15 de diciembre de 2011, por un valor de $782.900, pagando, entre otros, postre de natas, ensaladas de frutas, “picada del mar jean” y un mesero; también se encuentra una cuenta de cobro a ser cancelada a un particular, por el monto de seis millones de pesos, por concepto de 20 anchetas, del 15 de diciembre del año pasado; e incluso 36 almuerzos pagados al Restaurante Delicias Campesinas por valor de $648.000 en total, el 3 de noviembre de 2011. Para Sánchez, quien ha revelado los datos este lunes, es inaceptable que los estudiantes coman en pésimas condiciones en el programa de apoyo alimentario, mientras que los entes directivos, contratan el alquiler hasta de menajes y meseros para sus comidas particulares.

En relación con otros gastos que al parecer son onerosos, se relacionarán en las denuncias casos del presupuesto utilizado para cubrir los procesos electorales internos del año pasado, y también denuncias por irregularidades en la adquisición de equipos, como el alquiler por un mes de 20 computadores portátiles, por un valor de $7.500.000, erario con el cual la universidad hubiera podido adquirir varios propios. Sánchez puntualiza sobre el caso: “mientras la universidad se cae a pedazos, sus órganos de dirección despilfarran la plata, y los estudiantes no tienen dinero para sus salidas académicas, ni libros, ni laboratorios, y comiendo como indigentes en el piso sucio. En pocas palabras, la indignidad de unos es el derroche de otros.” Asegura que el despilfarro denunciado por el robo y la corrupción contra el Hospital Meissen, por ejemplo, se puede quedar “en pañales” frente al ejemplo de la Universidad Distrital, que viene siendo cuestionada por los estudiantes, que de manera más soberbia y sólida se vienen pronunciando contra la ineficiencia administrativa que puede rayar en el delito.

RELACIONADOS
Estudiantes se tomaron la rectoría de la Universidad Distrital: 12 de octubre de 2012.


El carrusel de la contratación también en la Universidad Distrital: 22 de septiembre de 2012.





Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com