Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

ZONAS CAMPESINAS Y GASTRONOMIA CRIOLLA IMPULSARAN LAS PLAZAS DE MERCADO

Por: Wilsón Pastrana Suárez.
Fecha de publicación: 21 de septiembre de 2013.

 


Foto tomada del IPES.

En las Plazas Distritales de Mercado Veinte de Julio, Doce de Octubre y Perseverancia, ubicadas en zonas de interés turístico, se fortalecerán más de cien empresas familiares campesinas e implementará un programa de turismo social, para promover sus restaurantes y zonas campesinas, entre otros valores culturales, a fin de convertirlas en referentes del patrimonio inmaterial de la ciudad.

 

Será un plan piloto, implementado por el Instituto para la Economía Social-IPES, en convenio con el Instituto Distrital de Turismo- IDT y la Fundación Escuela Taller de Bogotá -FETB, con el propósito de posicionar estos lugares ricos en saberes y sabores, en atractivos turísticos de la capital, además de fortalecer las capacidades de los comerciantes y productores de las zonas campesinas, en gastronomía y buenas prácticas de manipulación de alimentos.

 

Se identificarán diferentes valores patrimoniales en cada plaza, como las 30 clases de sopas o 48 tipos de preparaciones de la carne que se ofrecen en la plaza de la Perseverancia; el mercado de los campesinos provenientes de Ubaque, Cáqueza y Choachí que comercializan sus productos directamente en la Plaza del Veinte de Julio; o los piqueteaderos de la Plaza Doce de Octubre, entre otros, que estarán a disposición de turistas y visitantes que podrán compartir y vivir una experiencia única en estas plazas al entrar en  contacto con la tradición de la cocina colombiana y la calidad de los productos ofertados por los propios comerciantes y campesinos.

 

La Fundación Escuela Taller de Bogotá iniciará el proceso con la capacitación y asesoría a cocineras/os y comerciantes relativos a 114 unidades productivas  y guías de turismo local, quienes serán certificados una vez completen el ciclo.

 

El convenio también contempla la intervención sanitaria y ambiental de los mercados campesinos, exigible para su funcionamiento, y una propuesta para minimizar la contaminación visual y mejorar su organización.

 

Más de $600 millones serán invertidos en este proceso que hace parte de la gestión administrativa del IPES, orientada hacia la gobernanza, la gestión económica, el mantenimiento, la intervención participativa y la autogestión, acorde a las necesidades, oportunidades y potencialidades de cada plaza, con el fin de generar condiciones para una oferta alimentaria diversa y adecuada, en términos de calidad, inocuidad, aceptabilidad cultural, accesibilidad y disponibilidad de los alimentos para los/as bogotanos/as.

 

“Con esta alianza, buscamos fortalecer las plazas distritales de mercado y su consolidación como escenarios temáticos patrimoniales que complementan la oferta turística de la ciudad, pues a través de sus restaurantes, mercados campesinos y puestos de venta, se puede conocer la cultura de todas las regiones, representada en su diversidad” afirmó Jorge Pulecio, director del IPES.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com