Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EL PAPEL DE LAS REDES SOCIALES COMO ARMAS EN EL ATAQUE CONTRA GAZA

Por: Cachemira Colina
Traducción: El Macarenazoo
Fecha de publicación: 15 de noviembre de 2012.

Esta puede ser la primera guerra declarada a través de Twitter. El ejército israelí está llevando a cabo un ataque en dos frentes: bombardear los supuestos "objetivos terroristas" en Gaza y al mismo tiempo transmitir los detalles de su ataque
a través de Twitter y en el blog Israelí de ​​las Fuerzas de Defensa.

En las dos cuentas virtuales anuncian que mataron a uno de sus objetivos, el líder de Hamas Ahmed Jabari, e incluyen su foto en el blog con las razones por las que fue asesinado, así como un vídeo de YouTube que muestra cómo su coche explota. Poco después, Israel advirtió a través de Twitter: "Recomendamos a los militantes y simpatizantes de Hamas, ya sean de nivel bajo o altos directivos, no den la cara por encima del suelo en los días venideros."

En las últimas horas, los informes de los medios sociales han plublicitado los daños causados ​​en Gaza - incluyendo la localización de "docenas de cohetes de alcance medio de Hamas, sitios de lanzamiento subterráneos y otras instalaciones de almacenamiento de armas" -, mientras que al mismo tiempo tratan de hacer control sobre los daños diplomáticos en el dominio de las relaciones públicas.

La cuenta de Twitter de las IDF (Fuerzas de Defensa Israelíes) invitan a los seguidores a "leer" en la Jabari, y así "entender" por qué el ejército israelí mató al comandante militar de Hamas, al unísono que envía enlaces a vídeos y artículos sobre ataques pasados ​​de Hamas contra Israel. Al mismo tiempo, el ejército israelí está utilizando la inteligencia militar para actualizar minuto a minuto su blog, incluyendo fotos específicas de las instalaciones militares y vídeos que muestran los cohetes de Hamas, supuestamente escondidos en uno de los sitios subterráneos atacados.

Obviamente, no hay explicaciones ni difusiones públicas cada vez que un país se dedica a la acción militar, pero nunca antes de esta manera, a través de medios de comunicación social, en tiempo real. Escribe Noah Shachtman en Wired :

Esta es una manera muy diferente de hacer la guerra de opinión en línea. Cuando un avión no tripulado estadounidense golpea a un presunto militante en Afganistán, las imágenes rara vez se hacen públicas - y, de ser así, sólo unos meses después de que hayan sucedido los hechos. Después del ataque a Osama bin Laden, ayudantes de la Casa Blanca y del Pentágono comenzaron a filtrar los detalles como locos. Sin embargo, los únicos mensajes de Twitter en vivo de la operación eran de un espectador en Abbottabad que oía el aterrizaje de helicópteros. Y las fotos del cadáver de Bin Laden se mantuvieron a propósito lejos del acceso al público.

Pero Israel también se encuentra en una posición singular, geopolíticamente. Su aliado más constante en la región, el régimen de Mubarak en El Cairo, fue derrocado el año pasado y reemplazado por un gobierno islamista. Las relaciones con el socio más importante de Jerusalén, los Estados Unidos, fueron probados por el primer ministro Benjamin Netanyahu al no mostrar su total apoyo, pero sí abierto a Barack Obama, quien disputó las recientes elecciones presidenciales estadounidenses contra Mitt Romney. La necesidad de dar forma a la opinión pública internacional y los partidarios del ataque militar a nivel internacional es aguda.

Al parecer, las FDI desean competir con Wikileaks por el trabajo de difusión de las imágenes de esta guerra.

Como adenda, el ala militar de Hamas, las Brigadas de Alqassam, respondieron a través de Twitter; asegurando que su objetivo es "conseguir simpatizantes en la acción del micro-blogging":


En la cuenta que las Brigadas tienen desde live-tweeted anunciaron su regreso a  los ataques con morteros y misiles contra bases en Israel:

Si no estaba claro antes, Twitter, YouTube y los blogs se pueden utilizar como armas. Este es uno de los ejemplos más explícitos de eso.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com