Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

DE UNO A OTRO LADO

Por: Sumando Voces (Editorial).
Fecha de publicación: 25 de enero de 2016.


Foto: Katherine Montenegro Gil. (24 de enero de 2016)

Hace poco Pepe Mujica, digno expresidente uruguayo, dijo que quizás nuestros gobiernos funcionan pendularmente. Es decir, unas veces caminan hacia la derecha, otras hacia la izquierda. La diferencia entre estas dos tendencias es que mientras los primeros le entregan el poder y dejan las decisiones en manos de unos pocos, los segundos, por esencia, deberían permitir una mayor participación popular y un gobierno en donde el beneficio sea para la gente y no para la empresa privada o los monopolios.

Infortunadamente en esta sociedad represiva colombiana, con un sistema democrático manipulable, nuestra izquierda termina siendo a la medida que la derecha permite. Por ello quizás es que después de 12 años de gobiernos de “izquierda” ahora se ha elegido al mismo alcalde de derecha de hace 15 años. Quizás porque la gente no sintió que el gobierno distrital los representaba o los medios de comunicación masivos hicieron bien su trabajo de confundir al pueblo para que terminara votando por los amigos de sus patrocinadores. Ya vemos muchos de los proyectos sociales conseguidos durante años amenazados: los humedales, el metro, hospitales y centros educativos son desplazados por negocios privados, impuestos y peajes para los que ganaron las elecciones.


Por eso nuestros medios alternativos y comunitarios educan a nuestras comunidades. La educación nos permite abrir los ojos para poder reflexionar conscientemente sobre nuestra sociedad e incidir positivamente en ella con nuestras ideas y acciones. Al parecer nos falta mucho trabajo, porque a nadie le cabe en la cabeza elegir en contra de uno mismo. Pero trataremos de seguir llegando a ustedes hasta que puedan existir gobiernos que busquen la equidad por encima del beneficio de unos pocos.

La experiencia nos ha indicado que si bien la izquierda es un concepto, pues en estos doce años no le entregó el poder al pueblo para que se organizara, sólo es a través de nuestra participación como se hace realidad -más allá de las palabras- pues en tiempo de agitaciones es fácil cambiar de bando cuando no se tienen convicciones.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com