Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

TRES ANOS DE DESAPARICION FORZADA DE CAROLINA GARZON

Por: El Macarenazoo.
Fecha de publicación: 28 de abril de 2015.




Hoy se cumplen 3 años de desaparición de nuestra compañera Carolina Garzón, de quien no se tiene noticia de su paradero desde el 28 de abril del 2012. Carolina, quien hoy tiene 25 años, es víctima del presunto delito de desaparición forzada, conclusión a la que se llega luego de no poderla encontrar, y la ausencia de pistas y responsables. Desde El Macarenazoo hemos investigado y seguido el caso, publicado artículos, solidarizándonos, compartiendo imágenes y notas, etc.; el siguiente es quizá una de los estudios hechos que más evidencia las irregularidades del caso, detectando las inconsistencias que la fiscal del caso Elba Garzón usó para dictaminar que a Carolina se la había llevado el río Machángara, situación improbable a luz de los hallazgos (muy importante su lectura):


EL MACARENAZOO - INDICIOS QUE DEMOSTRARIAN MANIPULACION EN LA INVESTIGACION SOBRE LA DESAPARICION DE CAROLINA GARZON


A lo anterior queremos sumar elementos y hallazgos que corroborarían el presunto móvil político de la desaparición. Nuestra compañera era una activa militante del movimiento estudiantil y social en general, por lo cual denunció desde nuestro medio las amenazas proferidas por paramilitares contra los artistas de la ciudad y les acompañó en una movilización realizada en Bogotá contra los actos intimidatorios de los violentos. Hay que recordar que Carolina estudiante Licenciatura en educación artística en la Universidad Distrital, lo cual seguramente le permitía compenetrarse más con los artistas de la ciudad y sus problemáticas. Incluso, en el marco de la protesta, Carolina, con nariz de payaso, fue fotografiada con una leyenda en el suelo que denunciaba la incursión paramilitar: "En Colombia los paras sí existen.":

 

Un hecho de suma importancia es un video de su autoría difundido por el MZO, en el cual se identifica el momento en el cual es herido de gravedad un estudiante de la U.D, en el marco de una protesta universitaria, por parte de agentes del ESMAD de la Policía Nacional. El afectado terminó perdiendo el ojo, y el video sirvió como base probatoria para la denuncia hecha contra la institución oficial.



Otro video, también difundido por nosotros, grabado por Carolina, es la caminata que realizó el ex presidente Álvaro Uribe Vélez por la carrera séptima de Bogotá desde la Plaza de Bolívar hasta la calle 26, en donde el presunto paramilitar es rechiflado por cientos de personas que aunque no pensaban toparse con él aprovecharon el momento para exigir justicia por el caso de los civiles asesinados y mostrados como dados de baja en combate, su gobierno de corrupción, su política de chuzadas a los opositores y periodistas, entre otros ítems.




Carolina, por fuera del marco de su ejercicio periodístico con El Macarenazoo, que este año cumple una década de existencia, fue objeto de agresiones por parte de la Policía Nacional. Una de las peores es la que sucedió cuando departía con un grupo de personas en el parque de los periodistas en el 2011, y fue ultrajada por uniformados que le rompieron la cámara y la hirieron, por lo cual Medicina Legal le dio 12 días de incapacidad. El hecho fue denunciado ante la Fiscalía pero la impunidad reinó en este caso. Ese mismo año, en el segundo semestre, participó con propuestas y acciones del movimiento estudiantil, siendo activa su deliberación en lo que fue la MANE y la UNES, por lo cual también publicó artículos en nuestro medio de comunicación usando el seudónimo de "Mal Bicho".

El momento de la desaparición tiene nuevos datos públicos.
Como lo dijimos en nuestro informe periodístico que adjuntamos atrás, una de las compañeras de Carolina, Yamila Delgado, adujo a la fiscal del caso que “días antes de la desaparición de la señorita Garzón, le había visto (a una persona) en actitud sospechosa, como que les vigilaba...” El día de la desaparición nadie vio a Carolina en la casa donde se estaba alojando con varias personas, más que sentirla que se dirigió al baño. Los supuestos testigos que la vieron dizque por última vez aseguraron haberla visualizado en el río Machángara, ubicado a más de medio kilómetro de distancia de la residencia. Estas dos personas, José Pérez y Fernando Velásquez, aseguraron haberla visto a las 2 p.m. Las pericias en el computador de Carolina, que se quedó en la residencia, detectaron que fue encendido a las 12:48 m., de dicho día, y que se conectó a su cuenta en Facebook, donde una hora después, a la 1:48 p.m. envío su último mensaje en privado. Es decir, menos de 12 minutos tuvo que demorarse Carolina en salir de la casa e irse al río, para corroborar las versiones sospechosas de los testigos.

El río, como queda dicho, no quedaba tan cerca, y para llegar al punto donde aseguran haberla visto por última vez tenía que cruzar un barrio completo. De tal manera que a esa hora de las 2 p.m., Carolina no estaba en el río, sino conectada en el computador. Los testigos igualmente, cabe la pena recordar, la describieron tal cual según las fotos que circularon de ella tras su desaparición, y no como estaba al momento de su pérdida, “su cabello rapado a los lados, una rasta, una manilla con el nombre de Carolina en negro y blanco, en chaquira blanca y negra,” como la describió Sebastián Atehortúa, uno de los compañeros de vivienda, versión que corroboraron más de 10 personas del barrio Paluco. El padre de Carolina, Walter Garzón, considera que lo que han dicho los testigos "no es todo lo que saben... saben mucho, mucho más.”

 


Lugar de la desaparición de Carolina Garzón en Paluco, Quito (Ecuador).
Casa de JP: José Pérez, una de las dos personas que la vieron supuestamente por última vez.  Casa de F: Residencia de Fernando Velasquez, el otro testigo.
Las piedras: una en donde supuestamente pudo haber sido vista Carolina por última vez, y la otra en donde el 6 de mayo de 2012 se encontró un saco que sería de su pertenencia.
Nótese, así mismo, que se indica la vía principal del barrio (en línea blanca)
. En el costado inferior izquierdo de la imagen se encuentra el lugar de la residencia de Carolina y sus compañeros.


Nosotros queremos considerar en este punto que sí es una desaparición forzada, por lo cual la máxima instancia de interlocución gubernamental de nuestro país con el Estado ecuatoriano, el Ministerio de Relaciones Exteriores, debe coadyuvar todos los esfuerzos necesarios y agotar todas las instancias para proseguir las investigaciones, y empoderarse de esta desaparición como un caso político de extrema gravedad que pudo haberse ideado desde Colombia. A tres años de la desaparición de nuestra compañera es hora de quitar los símbolos del recibimiento con tinto y agua a los familiares y hacer de verdad los esfuerzos políticos y diplomáticos que permitan tener una verdad a fondo, satisfactoria y con justicia sobre este extraño caso. Pronto la Fiscalía ecuatoriana estará dando el informe del proceso de reconstrucción de los hechos llevada a cabo en marzo pasado, y desde ahí se dilucidará un panorama que debe verse reflejado en ingentes esfuerzos de ambos países por encontrar a Carolina y evitar que nosotros sigamos conmemorando esta fecha como un día de amarga recordación. ¡A Carolina se la llevaron viva y viva la queremos de vuelta!

Las opiniones de los padres de Carolina tras 3 años de la desaparición de su hija:

Perfil 1 de Alix Ardila, mamá.

 

La desaparición es la crisis humanitaria más grave de un país y el compromiso más grande del gobierno para activar todos...

Posted by Alix Ardila on Lunes, 27 de abril de 2015


Perfil 2 de "Stephany Carolina Garzón Ardila", que administra Walter Garzón, papá.
 

El 28 de abril de 2012 mi vida, la de mi familia y la de mi hija Carolina Garzón se rompió en dos, ese sábado Carolina...

Posted by Stephany Carolina Garzon Ardila on Sábado, 18 de abril de 2015

 



Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com