Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

SIN LIMITES LA REPRESION OFICIAL EN EL CAUCA

Por: El Macarenazoo.
Fecha de publicación: 7 de marzo de 2015.



Nuevas armas no convencionales, como la "cauchera gigante", viene usando el ESMAD contra la población indígena del Cauca. En la imágen también se aprecia, en el costado izquierdo, un civil encapuchado al servicio de la Policía Nacional. 

Sin límites la represión oficial en el Cauca. Este titular no es noticia para los grandes conglomerados de la información en nuestro país, relacionados directamente con los empresarios interesados en contrarrestar la apropiación de las tierras por parte de los indígenas en ese departamento, toda vez que son los terratenientes que hoy por hoy la explotan en su beneficio, exclusivamente empresarial y de las mini parcelas corporativas. Para los empresarios de la caña de azúcar, los mejores servidores para evitar que los legítimos dueños de tierras expropiadas logren su cometido, son las fuerzas represivas del Estado, encabezadas por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía Nacional, sus medios de comunicación, y sus líderes y representantes políticos que ellos, con dádivas, prebendas y dineros malhabidos, apoyan.

El comunicador francés Damién Fellous había dado cuenta a principios de esta semana del uso de armamento no convencional contra los indígenas en Caloto, Cauca, como machetes, sumado esto a las balas de los fusiles de los miembros de la Policía Nacional, para detener la retoma de la tierra por parte de los indígenas nasa, habitantes ancestrales de ese territorio. En las últimas horas, el fotográfo ha denunciado que en el marco de nuevas confrontaciones entre los nativos y la fuerza pública, ésta ha usado un nuevo elemento de ataque no convencional como lo es, según sus propias palabras, "una cauchera gigante", usada, como se ve en las fotos por tres elementos uniformados del ESMAD, para arrojar piedras, granadas aturdidoras y gas pimienta, tanto a los indígenas, como a los periodistas que cubren el territorio.




La respuesta del gobierno nacional, encabezado por Juan Manuel Santos, y el ministro de guerra Juan Carlos Pinzón, hacia los indígenas nasa, ha llegado en forma de tanques de guerra y helicópteros con armamento pesado y tropas. Fotos: Tejido de comunicación del pueblo nasa.

El uso de la cauchera gigante, sin embargo, dista mucho del poder militar que se está usando contra los nativos, toda vez que se están usando estrategias de lucha contraguerrillera para detener las presiones de los habitantes del lugar. Tal es el uso que se está haciendo de la ayuda militar estadounidense en nuestro país, en momentos en que la guerrilla de las FARC se ha abstenido de atacar a las tropas del Estado colombiano. Como se aprecia en las imágenes, helicópteros, tanques y tropas armadas han desafiado los campos que están en proceso de recuperación con el fin de atacar un enemigo creado por medios y el poder del empresariado de la caña de azúcar. Y es que precisamente la convocatoria nasa a este proceso de recuperación fue producto de un acuerdo que no cumplió el gobierno nacional, y que data del 2013: se trataba de un resarcimiento a la masacre de El Nilo, ocurrida en 1991, en la cual estuvieron involucrados agentes de la Policía Nacional. Parte del acuerdo era la entrega de estas tierras arrebatadas por los que hoy fungen como sus dueños: la gran industria azucarera del país, los mismos que detentan el poder en varios canales de televisión y radio, y empresas de gaseosas.

Sobre la delicada situación de vulnerabilidad y violación a los derechos humanos que se registra en Cauca; y sobre las exigencias de las comunidades del territorio, el Tejido de comunicación del pueblo nasa comunicó: "ya llevamos 523 años de resistencia permanente como pueblos indígenas de América Latina, y hoy seguimos siendo víctimas de un modelo que no respeta la vida de quienes habitamos la madre tierra. Antes nos cazaron con perros y nos dieron  trato de animales, pero gracias a la lucha de nuestros mayores hoy sus hijos seguimos llevando la bandera en alto porque nos resistimos a desaparecer. Y como dijo un mayor: "nos tienen miedo porque saben que no les tenemos miedo", aunque sabemos que es una lucha desigual. Mientras el Gobierno usa su poder militar equipado de tanques de guerra, helicópteros y sus fusiles, nosotros sólo usamos la fuerza de la palabra y nuestros bastones de mando para hacer frente a la represión del aparato militar. En medio del sol, la lluvia y el hambre, vamos a continuar con la lucha hasta que el gobierno nacional dé una respuesta verdadera sobre la compra de tierra para las comunidades indígenas."

Desde el periódico El Macarenazoo reiteramos nuestra solidaridad con el pueblo nasa del Cauca.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com