Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

CARTA DE UNA MADRE DESPUES DEL ASESINATO DE SU HIJO DE 22 MESES POR PARTE DE LA POLICIA NACIONAL DE COLOMBIA

Por: Sergio Vargas, MZO.
         Testimonios de Daniel Arturo Puentes Díaz y Eliana María Pardo Silva.
Fecha de publicación: 19 de septiembre de 2012.


http://t0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTcJU5xIU952aJQ_gjmfHMqXwG4rzi5_IROWqllQPUg9s_tGSMhwuBpfsGxEn la población de Puerto Gaitán, en el departamento del Meta, en una acción de irresponsabilidad, un patrullero de la policía judicial, SIJIN, en el desarrollo de un operativo, arrolló con un vehículo a un menor de apenas 22 meses de edad. La acción desencadenó la reacción popular de la población, la cual no dudó en inculpar a los organismos de seguridad por este evidente asesinato cometido por un miembro de la institución. Mientras la policía se ha encargado de difundir el rumor según el cual la muerte es accidental, lo cierto es que los uniformados en el acto y posterior al mismo, nunca actuaron de acuerdo a los procedimientos de emergencia y legales para estos casos. A continunación publicamos la carta que escribieron los padres a los organismos de protección de derechos humanos y entidades de justicia, en los cuales denuncian y visibilizan las irregularidades cometidas en la ejecución de este homicidio, entre ellas el intento de ocultamiento por parte de las autoridades de policía y judiciales de los hechos; el cambio de placas del automotor; la no reacción inmediata de los uniformados; su no presencia en la Clínica en donde fue atendido el menor aún con vida; e incluso el intento de persuasión que cometió el victimario cuando llevó en el propio vehículo inculpado al niño y su mamá y no quería dejarlos salir. Un testimonio para agitar la conciencia... y que no pase desapercibido el caso.

**

Yo, Eliana Pardo, madre del menor, me encontraba en la casa de mi mamá que vive diagonal a mi residencia, estabamos almorzando con mis dos hijos Matías y Valentina. Compré ese día los almuerzos porque estabamos pasando una hoja de vida a la empresa que meneja los peajes.

Los niños se comieron la bandeja pero querían más, entonces yo me voy para mi casa por la otra bandeja; en ese momento llega el vehículo adelante de la puerta de mi casa alrededor de dos metros; yo no presto atención porque pensé que era visita para mi cuñado; me entro a la casa a sacar la bandeja y mi hijo queda afuera jugando, los señores de la camioneta llegan a la casa de mi cuñado preguntando por mi esposo y entran en la casa. sin identificarse; mi cuñado les dice: que esa no es la casa, que es la de al lado. entonces uno de ellos me llama y me dice: que si le permito un momento. Yo le digo que si; en ese instante escuché la griteria de que "¡el niño, el niño!"

Yo suelto la bandeja y salgo y veo el niño en el suelo botado. Mucha sangre por la cabeza, recojo a mi hijo y les grito que por favor me ayuden... porque eran como ocho hombres de la SIJIN repartidos en la camioneta y dos motos.

Ninguno se acercó a ayudarme hasta que mi mamá se acerca con unas piedras en la mano y los trata mal; así fue como me llevaron al hospital con mi hijo. Él (el conductor policía del vehículo) no se movilizó directamente al hospital y se puso a dar vueltas por Villa Amalia mientras yo le gritaba ¡que me había matado a mi hijo! Él me respondia que no, pero andaba con el carro despacio...

Cuando llegó al hospital con mi hijo, el carro estaba con bloqueo y el señor no hacía el intento de abrirme la puerta, y me abrió hasta que empecé a gritar que me abriera la puerta. Entró al hospital, y le pasó a mi hijo al doctor Mojica. Él me recibe el niño y lo entra a la sala de reanimacion, mientras que el señor de la camioneta... desde ahi, no lo volví a ver...

La policia nunca hizo presencia ni en el lugar de los hechos, ni en el hospital. Mi esposo llega después de treinta minutos; hasta ese momento la policía apareció alrededor de dos horas. El señor se trae la camioneta para la SIJIN y le quitan las placas. Al señor este lo sacan en la tanqueta para Villavicencio... esta es la hora en que no sé quién es el señor... mi esposo y yo lo único que conocemos es que se llama Óscar Manuel Arévalo Ortiz y el número del casco es 505736000562201200214.

**
Yo, Daniel Puente, papa del niño, estuve en la SIJIN el dia siguiente. que este señor mata a mi hijo para colocar la demanda en la Fiscalía. Me contestan que no puedo poner demanda por que ellos ya estan investigando el caso.

Yo le pido copia del caso y el nombre del señor, tambien el numero de cédula y ellos me contestan que no me daban información porque eso era reserva del sumario. Finalmente después que yo me pongo de mal genio, estos señores me entregan sólo el nombre y el numero del casco.

Yo les pregunto que para qué me iban a buscar a mi casa, y hasta el día de hoy no me dicen nada ni me dan razon.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com