Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

LAS DECLARACIONES IRRESPONSABLES Y MENTIROSAS DE URIBE.

LAS DECLARACIONES IRRESPONSABLES Y MENTIROSAS DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA



Entre tanto continúa la gran Minga Indígena por todo Colombia, uno de cuyos puntos más afectados es La María en el municipio de Piendamo en el departamento del Cauca, el presidente Álvaro Uribe Vélez inauguró una Planta de Cervecería en el Valle del Cauca de la empresa Bavaria en compañía de los presidentes de SABMiller mundial, Graham Mackay; de Latinoamérica, Barry Smith, y de Colombia, Karl Lippert.

A sólo cien kilómetros de distancia del lugar donde todavía se encuentran concentrados cerca de 20 mil indígenas, Uribe Vélez prefiere reunirse con el sector empresarial, autoridades regionales y nacionales, negándose a reconocer que en el séptimo día de la Minga de Resistencia ya hay un muerto y 90 heridos en esa región, que aún continúa el paro de los Corteros de Caña de Azúcar que ya completa más de 30 días, que los diálogos con Asonal judicial continuan, que el sindicato de la Registraduría Nacional entra también en paro, y que por si fuera poco, para el periódico El País de España, frente al informe dado a conocer por Human Rights, Watch, “hay un gran pero a los vientos de esperanza que soplan en Colombia: el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez”

De tal manera, los miles de manifestantes indígenas no se explican cómo en la alocución de la noche del miércoles 15 de octubre, Uribe Vélez haya expresado en una rueda de prensa en el Palacio de Nariño “Diálogo sí, violencia no”, pero no asuma que en realidad, para él, tal como lo ha dicho el Consejero Mayor Luis Evelis Andrade, “Quien se  atreve a disentir es terrorista” olvidando además que la mayoría de los heridos de la María son por impacto de bala de los verdaderos terroristas: la fuerza pública.

Uribe Vélez, eso sí, recibe en “la casa de Nari” narcotraficantes y paramilitares y se reúne además con Bush en Washington para negociar el TLC, mientras a los indígenas del Cauca, les dice que quizá pueda reunirse con una comisión indígena pero que ésta deberá ir a la  capital del Valle del Cauca.

Igualmente Uribe expresa que “Se infiltran terroristas, nos masacran a los policías, ejercen toda clase de violencia y en seguida nos acusan  ante la comunidad internacional porque simplemente nosotros evitamos  los bloqueos y enfrentamos la violencia”, pero olvida mencionar que su fuerza pública es la que ha infiltrado la movilización, tal y como quedo en evidencia con la entrega por parte del CRIC del soldado profesional JAIRO DANILO CHAPARRAL SANTIAGO, que tenía la misión  oficial “de dejar en el territorio indígena un morral con camuflados,  radios de comunicaciones, un manual con indicaciones de armas y explosivos, que deberían ser encontrados por la policía para decir que en la movilización había infiltración de grupos  armados al margen de la ley”, según informó la propia madre del soldado.



Olvida mencionar las masacres y los muertos que ha dejado su política de seguridad democrática, que ya ha dejado en estos 6 años más de 1200 indígenas asesinados, 55 mil desplazados, 400 mil sin acceso a tierras y 18 pueblos en peligro de extinción.

Olvida también decir que esas 11 mil 866 hectáreas que su gobierno ha adquirido, con el fin de cumplir los compromisos con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, frente a la masacre del Nilo, no han sido efectivamente entregadas, como tampoco  ha iniciado el apoyo al plan de vida que permita resolver las necesidades básicas insatisfechas en el marco de autodeterminación, según artículos constitucionales y convenios internacionales.

ComunicaONIC

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com