Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

CAMINO DE BICICLETA.

Primer recorrido.
(A hoy cerca de 50 kilómetros recorridos entre Bosa Brasil, La Porcincula, Villas de Granada y por supuesto desde Techotiva).

Ella tiene 6 días conmigo. Me recuerda una vieja amiga que se llamaba Chula y que recorrió conmigo otras calles durante años y que se fue tras otras manos hace cerca de uno. Ella era la manera de ser independiente del transporte público, del apretujón de Transmilleno y del cargo de conciencia que deja el hecho de saber que el consumo de gasolina le saca la sangre a la tierra y la quema y el consumo de biodiesel se la saca a los corteros de caña, ah, y también la quema.

Ha venido a mí, pero las cada vez más intensas lluvias en el país nos han separado. Son las mismas que han dejado miles de damnificados por las inundaciones para los cuales sólo queda el consuelo porque todo se invirtió para comprar armas, para desplazar a la gente mandándola a las riberas de los ríos y lugares con grandes posibilidades de inundación, porque no es que ellos quieran ser conchudos y esperar las inundaciones año tras año, es que no tienen para donde coger.

Sin embargo hemos ido a algunos lugares y he probado su velocidad y capacidad de resistencia frente a la perdida de independencia al interior de un bus. Corre libre como si también la llevara el movimiento indígena que ya no dará marcha atrás y se encamina hacia Bogotá. Para ellos todo este tiempo de resistencia ha servido para acumular fuerzas, cualquiera podría predecir que sólo les habían dado espacio a los blancos para que aprendieran y se acabó el tiempo. Ahora vienen ellos.

No obstante, es bueno que ahora nos habituemos a que nos pongan carteles de tiro sobre nuestras frentes, si Vivanco (representante de la ONG HUMAN RIGHTS WATCH) quien corroboró en su informe los obstáculos ejercidos por el Gobierno a las investigaciones contra el paramilitarismo y la parapolítica (según El Espectador) es tildado por el señor Culebrero como guerrillero ¿qué podemos esperar de lo que se nos viene? Por eso el clamor, ahora grito y firmeza de los pueblos indígenas que sabe que sus hermanos menores están en problemas porque también ellos están en minga y marcha por nosotros ¿Será que tenemos la capacidad de darnos cuenta -detrás del faro tricolor que nos impide ver la vida y la naturaleza de los actos- que es necesario comenzar a actuar unidos? No sabemos. Lo que si tenemos cierto es que en Colombia se comienza a dar y viene desde el Sur Occidente una luz con sangre brillante unida a la tierra que tiene eco en todo lado incluso en nuestras pequeñas conciencias.

No sé si hoy saldremos creo que no. Llueve sobre Bogotá estoy condenado a coger bus, o peor aún Transmilenio.


Gianni

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com