Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

BOX GUITAR OF P 15

Martín H era una nueva especie de invisible de mente más abierta con plena conciencia de su condición. Se conocieron con Bobby ya que tenían enemigos en común, la invisibilidad y los Scorpions-boys.

Según dice Martín H (nombre que le colocó John por una película de música), éste no fue invisible siempre, conoció la dignidad y le gustaba la ciudad. Fue por problemas de familia que les tocó llegar a la frontera de la visibilidad, él no es tan famoso como su hermano mayor o por la belleza de las mujeres de su familia. Su hermano inspiraba miedo a los Scorpions-boys. John una vez tuvo que enfrentarse por culpa de Pilar.

Bobby era una oveja de Pedro, el pescador de hombres, quien conoció a Elena y a Pilar (¡qué mujeres!). Juntas de edades inferiores a la de John. Éste se había enamorado de Pilar y la molestaba. Ella era semi-invisible, es decir se le podía ver la cara, las manos y lo vanidosa. A John eso le gustaba y un día se le declaró. Por esa época la señal de TV trajo a Dracula y Bobby repetía diálogos de amor del vampiro... ésta salió corriendo porque no fue una declaración normal. No se sabe qué pensaría Pilar y creo que lo confundió con otra cosa, así que le echó a su tío que era el brother de Martín H. La cosa se puso muy fea para John, que como cosa rara Bobby la cagaba y siempre tenía que pagar las consecuencias.

La amenaza de muerte fue clara. El brother de Martín H le dijo que no jugara, que no sabía con quién se metía. El pueblo invisible nunca supo el destino del hermano de Martín H. Bobby sabe el secreto pero no lo dice por lealtad a Martin;John ni lo sospecha.

Ahhhhhhhhhh--- ¡las primas! Las hermanas y todas las mujeres de H, se casaron con hombres ligados a la manteca de carro, mecánicos, conductores, vendedores de repuestos. Martín H ha decidido cambiar el destino y de tanto escuchar el dial pop cambió el negocio de mecánico por el de sonido.

Se confinó en su casa sin terminar el bachillerato a construir su sueño, de eso ya hace mil años. Sale de noche a pelearse la basura con los perros, los chirretes. Busca latas de atún, de conservas, les abre huecos para meterles alambre dulce y construir la box-guitar. Ahora tiene una colección de ellas con cajas de cigarrillo, fósforos, las rosea con humo de cannabis para afinarlas y ahí empieza a imitar las voces del dial pop.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com